domingo, 26 de marzo de 2017

Los 4 Ases - En el Corazon de Todos '1984'

En el año 1982 se inicia en el plano profesional con la grabación de su primer disco “Apóstoles Ciudad de las Flores”, siempre manteniendo el ritmo y el estilo que hasta hoy lo identifica Kolomeikas y Corridos. Así comenzaron a transitar por las radios y la televisión y por lugares de la provincia que anteriormente no llegaban y también otras provincias como Chaco, Corrientes, Entre Ríos y otros países como Paraguay y Brasil. Con un estilo propio que resulta la mezcla de la música ucraniana y algo de otras colectividades (alemana, Brasilera, Italiana, etc.) sumada a la música regional hace de LOS 4 ASES un género particular pero siempre pensando en la fiesta familiar.
Album: En el Corazon de Todos .
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 30.9 Mb.
Caratulas: Frontaly Trasera
Año: 1984
Sonido: Excelente.

01- En el Corazon de Todos.
02- Nostalgia alemana.
03- Brindemos con chopp.
04- Al inmigrante gringo.
05- Chimiray costa.
06- Cruzando entre rios.
07- Viejo sacadero.
08- Sos mi amor linta tana.
09- A la derecha y a la izquierda.
10- Litoral de las tunas.
11- Ruta uno.
12- Kozak podilskey.
13- Vziav be ia banduru.
14- Kozat chok.
Descargar

miércoles, 22 de marzo de 2017

¿Se acuerdan de los veranos de nuestra niñez, cuando había que ayudar a regar la huerta?

Durante el verano, a las mañanas, bien temprano, con el amanecer, y al atardecer, junto con el sol que se iba a dormir en el horizonte, las madres y los niños de la casa, sin importar edad ni sexo, regaban la huerta, llevando y trayendo enormes baldes desde la bomba de agua hasta la quinta. Las verduras y hortalizas florecían y producían por doquiera. Había abundante cantidad de tomates, pepinos, zapallitos, lechuga, repollo, decenas y decenas de cosas ricas que mamá y la abuela transformaban en sabrosas comidas o ensaladas o en conservas y dulces que almacenaban en los sótanos para el invierno. Me acuerdo del dulce de zapallo y tomate, entre varios otros, que cocinaban sobre la cocina a leña y envasaban en frascos de todos los colores y tamaños que juntaban a lo largo del año para estos menesteres.



Los niños y las niñas ayudábamos sin quejarnos ni lamentarnos jamás. Para nosotros nunca representó un trabajo regar la quinta todas las mañanas y todas las tardes. Lo tomábamos como una obligación, es cierto, pero también como un juego, un momento en que todos los hermanos estábamos juntos, con mamá y, a veces, también con papá, riendo, conversando, en ocasiones haciendo travesuras, como arrojarnos un balde lleno de agua. Todavía la recuerdo a mamá retando a mi hermano porque me empapó o porque me puso el pié  mientras corríamos hacia la bomba compitiendo para ver quién llegaba primero para sacar agua y volver a llenar el balde.
Eran otros veranos, los veranos de mi niñez. Iguales a los de muchos de ustedes que leyeron estas líneas… ¿No es cierto?

domingo, 19 de marzo de 2017

Algo Diferente - Todos los ritmos musicales '2007'

Aqui el primer volumen del conjunto Algo Diferente, con pasodobles, polca, fox trox, gaita, ranchera, chamame. Algo Diferente era En Acordeón: Luis Carlos Kriger , En Voz: Inés Ricarde y otros integrantes
Album: Todos los ritmos musicales.
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 35.9 Mb.
Caratulas: Frontal y trasera
Año: 2007
Sonido: Excelente.
01- Aquel torero.
02- Lucerito alba.
03- Japonesita.
04- Me aflojo todo.
05- Mate amargo.
06- Anímate no seas chala.
07- Tu malvón.
08- Tu malvita.
09- En un pueblito de Andalucía.
10- Que no haría yo por ti .
11- Quisiera que me perdones.
12- Galopando.
13- Llora que llora-Es muy fácil de bailar-Seca tus lágrimas
Descargar

Agradecimiento Especial a Ruben Abel Eichhorn de General Ramirez  por compartir este material.

miércoles, 15 de marzo de 2017

El adiós a la aldea natal

Guardó sus enseres de cocina en los baúles al igual que la ropa de cama y las prendas de vestir. Es imposible llevarlo todo. Sobran platos, vasos, ollas, mantas, sábanas. Tantos años ahorrando y cuidando las cosas. ¿Para qué? Para ahora terminar malvendiéndolas o regalándolas a las familias que no quieren, no pueden, o tienen temor de marcharse. Es muy poco lo que se puede cargar en el carro, menos aún lo que se va a poder subir al tren, y menos todavía lo que se va a poder llevar como equipaje al ascender y ocupar los diminutos espacios disponibles en el barco. Todo es así de injusto si se viaja entre en el pasaje que ocupan los que huyen del hambre, de las persecuciones, de las guerras, de la muerte, de los que son fáciles de estafar y engañar porque ya no tienen opciones.



La familia termina de cargar los baúles en el carro. La pareja asciende y se sienta en el pescante. Los niños dónde pueden. Todos están tristes. La mujer llora. El hombre mira el camino. Una larga distancia a recorrer los espera. Es duro el adiós y será doloroso el desarraigo y eterno el recuerdo. Jamás olvidarán la aldea, el río Volga y a sus familiares y amigos que los despiden con el alma desbordada de llanto.
El hombre agita las riendas, los caballos relinchan, y empiezan a andar. Lentamente la historia que escribió la familia en las aldeas del río Volga va quedando atrás. Los espera la Argentina.

domingo, 12 de marzo de 2017

Grupo Alegría - A Toda Musica

Una verdadera reliquia con Polcas, valses, schottis y chamame.
Album: A Toda Musica .
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 27.9 Mb.
Caratulas: Frontal
Año:-
Sonido: Excelente. 
01- De fiesta en el galpon.
02- No te vayas de mi casa.
03- Toque chivisky.
04- Chamame.
05- Para crespo con cariño.
06- Me robaste la calabaza.
07- La hija del verdulero.
08- Ahora quien te quita lo bailado.
09- A la salida del sol.
10- Guarda la tosca
11- Ana Catalina
12- No me lleven por delante
Descargar

miércoles, 8 de marzo de 2017

Tres años de sequía

Tres años de sequía. Tres años sin cosecha. Tres años malvendiendo lo que fue comprando a lo largo de toda su vida. Ya no le quedan ni animales ni enseres de trabajo. Solamente tierra reseca, polvo y viento. Y sin embargo, resiste. Como un roble. Terco, porfiado, testarudo, mantiene firmes sus convicciones y su esperanza de poder forjar un futuro mejor en medio de la indómita pampa argentina para su familia y sus descendientes. Jamás va a abandonar la lucha. Nunca va a dejar de rezarle a Dios y de creer en él. Quiere arar, sembrar y cosechar. Producir trigo y amasar pan para comer y para transformarlo en hostia en el altar del Señor.


Le reza a Dios en cada comida y también al amanecer, cuando se despierta luego de largas madrugas de insomnio, y a la noche, cuando se va a descansar, después de una interminable jornada de trabajo, sabiendo que no va a conciliar el sueño pensando en la sequía y en la lluvia que no llega.
Están él y su familia. Solos en la inmensidad. En la tierra que hizo suya cuando llegó del Volga, huyendo del hambre, de las persecuciones, de las guerras y del dolor. Son ellos solamente. Ellos solos. Ellos que regaron la tierra con el sudor de sus frentes y ahora la están regando de llanto. Esa tierra que ahora está seca, que no produce nada. Esa tierra que va a tener que vender si no llueve pronto.

domingo, 5 de marzo de 2017

Agustin Gareis - Immer Truj

Album: Para que bailen los del volga.
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 32.9 Mb.
Caratulas: Frontal
Año:-
Sonido: Excelente.
01- Marcha del inmigrante.
02- Immer truj.
03- Polka maravilla.
04- Emperador y rey.
05- Una polka para ti.
06- Isabella.
07- El cepillo.
08- Ruts tuts.
09- Nostralgias de mi aldea.
10- Vamos a Crespo.
11- Oh Susana.
12- Viejita llevame a casa
Descargar

miércoles, 1 de marzo de 2017

¿Cuáles eran los trabajos que realizaban los niños y las mujeres durante el verano?

“En verano, la vida cotidiana de las mujeres y los niños estaba signada por una gran cantidad de trabajo, porque todos los hombres de la comunidad se abocaban a la tarea de levantar la cosecha de trigo, antes que la lluvia lavara la semilla y con eso perdiera valor y peso o una granizada o un incendio imprevistos, se lo llevara todo. Del éxito o fracaso de la cosecha dependía la supervivencia anual de la familia y la localidad, en todos sus aspectos” –cuenta María Margarita Gottfriedt.



“Las mujeres y los niños nos levantábamos a las tres de la madrugada para ordeñar las vacas, que no eran pocas, mientras los hombres se disponían a buscar los caballos dispersos por el campo y a preparar las máquinas segadoras para continuar levantando el trigo. No solamente ordeñábamos vacas para tener leche para consumo propio sino también para vender y para hacer crema, manteca y quesos. Después las mujeres mayores encendíamos el horno de barro para hornear el pan diario mientras las niñas lavaban la ropa con la tabla de lavar y los niños regaban la quinta y alimentaban los animales de granja” –enumera María.
“Concluidas estas actividades, llegaba el momento de preparar el almuerzo en la cocina a leña, para alrededor de veinte comensales o más, sumando a los hombres que trabajaban en la cosecha, los padres, hijos, hermanos, tíos, abuelos, suegros y muchos más. Siempre se preparaban varios platos y recetas tradicionales que requerían muchas horas de cocina” –acota.
“Después” –continúa-, “había que lavar todos los trastos, de lo que se encargaban las niñas más pequeñas, mientras las mujeres nos abocábamos a hornear o freír algo rico para llevarles a los hombres a la hora del mate cocido, a eso de las cinco de la tarde.
“Luego las niñas bajaban la ropa del cordel y todas las mujeres de la casa se dedicaban, algunas a remendar la ropa y otras, a planchar con la plancha a carbón.
“A todo esto había que sumarle el cuidado y la limpieza de la casa, el patio, el jardín, la huerta, más el cuidado, limpieza y alimentación de todos los animales domésticos: los gallineros con sus aves de corral y el chiquero con sus cerdos” –suspira agotada.
“Y así llegaba el atardecer, cuando nuevamente había que pensar en regar la quinta y preparar la cena. Había días en que a las siete de la tarde los más pequeños de la casa caían rendidos de sueño y cansancio sentados a la mesa” –concluye María Margarita Gottfriedt, de 92 años.

domingo, 26 de febrero de 2017

Die fidelen Oberfranken - Oktoberfest Instrumental Party Polka Hits CD 2 '2014'

Temas tradicionales de las Oktoberfest, versiones espectaculares intrumentales con polcas, schotis y vals, el volumen 02
Album: Oktoberfest Instrumental Party Polka Hits CD 2.
Bitrate: 192.
Tamaño del archivo: 75.9 Mb.
Caratulas: Frontal
Año: 2014
Sonido: Excelente.
01- Beim Stelldichein in Oberkrain.
02- Auf der Vogelwiese .
03- Feuerwehr-Polka  
04- Dem Land Tirol die Treue
05- Marsch der freiwilligen Feuerwehr
06- Dahoam is dahoam .
07- Morgenmuffel.
08- Oh Katharina.
09- Der Paul und sein Gaul.
10- Die Rose vom Woerthersee.
11- Drei weisse Birken
12- Ein Abend mit Volksmusik
13- Fuchsgraben.
14- Glueck im Schwarzwald
15- Liebe kleine Schwarzwaldmarie.
16- Rennsteig-Lied.
17- Verliebt in die Heimat.
18- Wo der Wildbach rauscht
19- Egerland-Heimatland.
20- Wir gratulieren
Descargar

miércoles, 22 de febrero de 2017

Una historia en el río Volga

El río Volga es un río caudaloso. Sus aguas se llevan todo lo  que osa ponerse en su camino durante su extenso recorrido, hasta las vidas de las personas que tienen el valor de desafiarlo durante su extenso recorrido. Como se llevó a uno de mis antepasados que intentó huir para escapar de la persecución rusa durante la gestación de la revolución que cambiaría la historia del gran imperio zarista. Él murió ahogado mientras alentaba a sus descendientes a seguir adelante. Para que salieran de aquella tierra que de pronto se había vuelto hostil y ajena. Esa tierra dónde hasta ayer se levantaban sus aldeas, sus  hogares y florecían sus sueños en inmensos campos de trigales


domingo, 19 de febrero de 2017

Los Amigos Musiqueros - A Todo Ritmo '2016'

Excelente materail de los amigos musiqueros con temas ineditos y todos los estilos. Cuytos integrates son Daniel Schonhals Techados y voz, Emiliano Eberhardt 2da. acordeon y Jorge E. Patt en voz y acordeon
Album: A Todo Ritmo.
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 40.9 Mb.
Caratulas: Frontal y trasera
Año: 2016
Sonido: Excelente.
01- Detras de la luna.
02- El Tractorcito de Don Elio.
03- El abuelo y la Abuelo.
04- La pobreza.
05- Amor eterno
06- Entre amigos y chamame - Acordeon Tuya Pora.
07- El aparato.
08- Polka para Don Carlos.
09- Te mentí.
10- Para ti.
11- Polka tradicional.
12- Recordando a los Abuelos.
13- Vuelve junto a mi
Descargar

Agradecimiento Especial a Ruben Abel Eichhorn de General Ramirez  por compartir este material.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Historia de un inmigrante

Luego de aproximadamente un mes de viaje, cruzando el inmenso océano Atlántico, soportando tormentas y tempestades y malos tratos de la tripulación, Joseph Melchior descendió del barco, en Buenos Aires, acompañado de su esposa, Dorotea Simon, y sus hijos. Un lugar nuevo y extraño. Un idioma totalmente ajeno. Un puerto que bullía de extranjeros que llegaban escapando del hambre, de la miseria, de las guerras, de las persecuciones raciales y de los prejuicios sociales. Un universo de personas de todas las razas, creencias e ideologías. Un mundo de gente buscando la tierra prometida.
En el bolsillo del saco llevaba las cartas que había intercambiado con familiares que llegaron al país unos años antes como avanzada, fundando colonias y aldeas en la inmensa pampa indómita.  En ellas estaban grabadas para siempre las palabras que viajaron por meses llevando y trayendo noticias. Desde el Volga, acontecimientos cada vez más tristes, más dolorosos y más traumáticos. Desde la Argentina, sucesos cada vez más prometedores y llenos de esperanza.



Solo Joseph Melchior y su familia saben lo que les costó llegar a la estación de trenes de Constitución y obtener sus pasajes, hablando solamente alemán y arrastrando los grandes baúles de madera en los que llevaban todas sus pertenencias. Buenos Aires era una ciudad descomunal para ellos que estaban acostumbrados a vivir en las pequeñas aldeas del Volga. Les producía vértigo moverse entre tantas personas yendo y viniendo desde todos lados y hacia todas partes y ver obras de infraestructura gigantescas jamás imaginadas desarrollándose por doquiera.
Pero llegaron a la estación, compraron los pasajes con dinero que les habían enviado desde la Argentina, y ascendieron al tren. Desde Constitución viajaron varias horas, deteniéndose brevemente en poblados que apenas habían nacido hacía unos años y cruzando hectáreas y hectáreas de campo en los que solamente se veía inmensidad, trigo, vacas y horizonte. Cada vez menos gente a medida que se alegaban de la gran urbe y cada vez menos civilización. Era claro para ellos que todo estaba por hacerse.
Por fin arribaron a destino: Sauce Corto (actualmente ciudad de Coronel Suárez). Los estaban esperando parientes y amigos. Abrazos, alegría y llanto. Todos querían información. Los de aquí querían saber de allá, de los familiares que habían quedado en las aldeas del Volga, y los que llegaban, querían saber de las nuevas colonias que se habían fundado hacía apenas unos años aquí.
Satisfechas momentáneamente las curiosidades, todos ascendieron a los carros, amontonando baúles en los lugares y espacios que encontraron, y partieron rumbo a Kamenka (en el presente pueblo Santa María), donde los esperaban los fundadores de la localidad y una vida nueva.

domingo, 12 de febrero de 2017

Elda y su conjunto - Homenaje a Manija '2006'

En este album homenajeaban a su amigo Manija, el grupo estaba integrado por Reinaldo Schell en acordeon, Jorge Schell en teclado, saxo y voz, Jhoan Gelroth en piano -  Bajo, Emmanuel Jung Bateria, Elda Schell en Voz y acordeon verdulera y Estefania Folmer en voz
Album: Homenaje a Manija.
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 29.9 Mb.
Caratulas: Frontal y Trasera
Año: 2006
Sonido: Excelente.  
01- Amigo manija.
02- Fiesta alemana - Adelita.
03- Mexico lindo.
04- Cloni pop.
05- Puentecito la picada - El dominguero - Merceditas
06- Te gastare la piel.
07- La gata.
Descargar

miércoles, 8 de febrero de 2017

Historia de vida de la abuela Clara Weinbender, de 92 años

Sentada a la sombra de una higuera, a pocos metros de la casa dónde reside desde el día en que nació, hace exactamente noventa y dos años, doña Clara Weinbender evoca su pasado. Su mirada recorre la galería, el jardín, el patio y se pierde en la lejanía del fondo, donde se levanta el Nuschnick y se ve el verde de la quinta de verduras. “Aquí jugué a ser mamá con mis amigas y aquí fui mamá de verdad, cuando nació mi primer hijo” –recuerda.
Doña Clara cuenta que de niña tuvo poco tiempo libre para jugar porque en aquellos años todos los niños tenían que ayudar en la casa y en la crianza  de los hermanos, que siempre fueron  muchos. En su caso, trece. Trece hermanos, más ella y sus dos padres: dieciséis personas sentadas alrededor de una mesa para comer.


“Yo empecé a trabajar a los nueve años –revela. A los nueve años mi mamá me mandó a trabajar a casa de una señora que había quedado viuda con un bebé. Yo tenía que cuidar al bebé y lavar la ropa de todos los integrantes de la casa, que eran la viuda, el bebé y tres hijos más. La señora me pagaba un pequeño sueldo, se lo daba a mi mamá, que lo usaba para comprar cosas para alimentar a la familia. Mi mamá  cobró todos mis sueldos en todos los trabajos que tuve mientras permanecí soltera, hasta los veintiún años”.
“A los veintiuno me casé –agrega- y me fui a trabajar al campo, con mi marido. Fueron años duros. Se trabajaba mucho y no se ganaba nada: todo el mundo se aprovechaba de los peones de campo y encima, a las mujeres no se le paga nada, por más que trabajara de igual a igual con el hombre. Yo hice todo tipo de trabajos, cargué bolsas de trigo y ayudé a arar y sembrar. Y tuve ocho hijos. Fueron años muy duros, muy duros –repite doña Clara con un dejo de tristeza en la voz.
“Solamente teníamos permiso para salir del campo cada tres o cuatro meses. Veníamos de visita a la colonia y nos quedábamos aquí, en la casa de mis padres, porque nunca logramos tener nuestra propia vivienda, porque lo que ganábamos  con nuestro trabajo y sacrificio apenas nos alcanzaba para comer y vestirnos” –sostiene.
Y acota: “El resto del tiempo estábamos en el campo, solos, mi marido, mis hijos y yo, trabajando para un patrón que casi no veíamos nunca. Viviendo en un rancho que se caía a pedazos y solamente tenía cocina y una habitación para todos. ¡Pero qué se le va a hacer! ¡No quedaba otra!”.
“Con el tiempo –continúa doña Clara-, yo me vine a casa de mis padres y mi marido se cambió a otro trabajo. Pero siempre de peón rural. Cómo no conseguimos comprarnos una casa, nos quedamos en la casa de mis padres, aquí, dónde nací. Compartíamos la casa de mis padres, una de mis hermanas, con su marido y sus seis hijos, y yo y mi marido y mis hijos, todos juntos”.
“Y la vida fue pasando. También  los sacrificios y los dolores fueron transcurriendo. Mis padres murieron. Mi hermana se mudó a otra ciudad con su familia, buscando mejores condiciones de trabajo y de vida y mis hijos se fueron casando y un día también se me fue mi marido: murió de un ataque al corazón, imprevistamente, durante una fiesta de Navidad, aquí, en esta misma casa. Y me quedé sola. Muy sola. La casa es grande. Solamente uso la cocina y una habitación. ¡Así es la vida! –suspira. “Pero no me quejo: tuve una hermosa familia”.
Doña Clara murió unos meses después de esta entrevista, en la misma casa dónde nació y vivió toda su vida. Sus palabras y sus recuerdos la sobreviven en esta nota.

domingo, 5 de febrero de 2017

Lis Akordeonistas - Arriiiiiibaaa!!! '2015'

Grupo de acordionistas de Urdinarrain, entre rios integrado por Elvio Mohr, Bruno correa, Guillermo Koch, Daniel Mohr, Mauro Weitzel, Renzxo Correa, Miguel Neuwirt, Marilina Baver y Gabriel Chevezky
Album: Arriiiiiibaaa!!!.
Bitrate: 192.
Tamaño del archivo: 57.9 Mb.
Caratulas: Frontaly Trasera
Año: 2015
Sonido: Excelente. 
01- A don Victor.
02- Paseando en carro.
03- Fiesta en Zúrich.
04- Contando estrellas.
05- Gaita Maluca.
06- Zapateando.
07- Inmigrante fest.
08- En Múnich hay una cerveceria.
09- Tiempo alegre.
10- Gertrudis.
11- Las tres Marias.
12- Bella morena.
13- Recuerdo de las colonias
Descargar

Agradecimiento Especial a Ruben Abel Eichhorn de General Ramirez  por compartir este material.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...