miércoles, 29 de julio de 2015

Videos de Os 3 Xirus

Videos de este gran grupo Brasileño de gran trayectoria



video
Vaquinha Preta - Campeão do Bolão


video
Dr. Vaselina



video
Valsa do tempo da vovó

video
O Alemão e o Delegado (1985)

video
Schwarzbraun ist die Haselnu

domingo, 26 de julio de 2015

Los Primos - 25 Años con su estilo propio '2013'

Album: 25 Años con su estilo propio
Bitrate: 128
Tamaño del archivo: 60.7 Mb
Caratulas: Frontal y Trasera
Año: 2013
01- 25 Años.
02- La rezongona.
03- Polca tradicional alemana.
04- A don Pedro.
05- El huerfanito.
06- Enganchados de polcas tradicionales
07- La semana tiene 7 dias.
08- Enganchados de schotis: Por los caminos de Misiones - Schotis tradicional.
09- Enganchados corridos: Cuidando la chopera - Fiesta de la cerveza
10- A los amigos.
11- Tiempo de cosecha.
12- Fue en un partido de truco.
13- El vuelo de la lechuza - Aguicho.
14- Punta cayasta -  El Ombliguito
15- La indiecita - Orgullo nada mas
Descargar

Agradecimiento Especial a Ruben Abel Eichhorn de General Ramirez  por compartir este material.

miércoles, 22 de julio de 2015

Lo que conservamos de nuestra niñez alemana del Volga

Con el paso de los años, la niñez primero es remembranza, luego añoranza y finalmente nostalgia. Una nostalgia clara como el correr suave de un arroyo cristalino en el que hundimos nuestras manos y sacamos, de tarde en tarde, un cúmulo de imágenes amarillentas, como el pescador con su red retira peces que van a expirar a la orilla, conservando en sus retinas vivencias perdidas para siempre en la profundidad del paraíso acuático.

De la niñez conservamos sutiles y frágiles imágenes que se deshacen como oro macizo que se trueca en polvo cada vez que tornamos querer aferrarlas. Son escenas, vivencias y cuadros representados en escenarios ahora idílicos que nos embargan el alma de dulzura y felicidad. Son pequeñas perlas que llevamos con nosotros como un imborrables tesoro de una época inocente y pura. Y al mirar una a una esas perlas, vemos distintos cuadros, diferentes actos, una variedad casi inverosímil de sensaciones y sentimientos. Vemos un universo que parece mentira que un día pudiera haber existido.
El paso de los años pintó los recuerdos color sepia como las pocas fotografías que conservamos de aquella lejana época y que mamá guarda en la mesa de luz o en algún álbum entre sus afectos más preciados. Las mismas fotografías, pero en mayor número, que guardamos en la memoria, en las que nos vemos jugando a los Koser, al Loftipie, al fútbol, con un balón fabricado con una media vieja inflado con trapos y papeles de diarios o remontando un barrilete o llorando juguetes que los Reyes Magos no pudieron traernos  o riendo contando golosinas que nos dejó el conejo de Pascua en el nidito que le preparamos con pasto y zanahorias... Tantas fotografías como recuerdos. Tantas ilusiones como enormes la esperanzas de aquel niño que cursaba la primaria en la Escuela Parroquial y a la tarde las clases de alemán. Ese mismo niño que se fue haciendo adolescente y un día decidió partir de la colonia porque no había suficiente trabajo y espacio para el porvenir que soñaba construir para sí y los suyos. Ese mismo niño que hoy es un hombre que, sentado en un hermoso edificio de la Capital Federal, recuerda aquellos años de la niñez, deseando regresar a sus queridas y amadas colonias. Cuando ya es tarde, demasiada

Material Periódico Cultural que rescata y revaloriza la historia y la cultura de los descendientes de alemanes del Volga del escritor Julio César Melchior

domingo, 19 de julio de 2015

Super Banda Estrella - Mas alla de las Fronteras '2009'

Un disco con muchas variantes musicales, tangos, tropicales, corridos de esta banda de la ciudada de Parana Entre rios de mas de 15 años de trayectoria
Album: Mas alla de las Fronteras.
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 63.4 Mb.
Caratulas: Frontal y Trasera.
Año: 2009.
01- Bailando con tu sombra.
02- Ando de borrachera.
03- Chamamerengueando ando.
04- E Pra Valer.
05- La cumparsita.
06- Nos estorbo la ropa.
07- Vino griego.
08- Rincon de Espeña.
09- La Cumbia de mi pueblo.
10- Resistire.
11- Hay que sacar a los perros.
12- Canto al paraguay.
13- Ciudad de Cordoba.
14- Tengo una negrita caprichosa.
15- Se que lloraras.
16- Por Ti.
17- A Villanueva.
18- Mi casita en la Montaña.
19- El choclo.
Descargar

miércoles, 15 de julio de 2015

Los “alemanes bonaerenses” que dejaron huellas para el futuro

En sus pueblos originales habitaban cerca del río Volga. Y al llegar a nuestra Provincia, a fines del siglo XIX, dejaron un legado de construcciones, tradiciones y costumbres que ahora son estudiadas por investigadores platenses.


Nuevos centros de atracción turística se están gestando en pequeños pueblos de la provincia de Buenos Aires, de características urbanísticas y arquitectónicas muy originales. Estas poblaciones fueron fundadas por los inmigrantes llamados “alemanes del Volga”, entre 1878 y las primeras décadas del siglo XX. En ellas se conservan aún muchas antiguas viviendas y también se preservan las tradiciones y una herencia familiar de sabrosas recetas de cocina.
Sus fundadores eran descendientes de alemanes que emigraron a Rusia en la década de 1760, convocados por la zarina Catalina II, para colonizar tierras cercanas al río Volga. Muchas familias de este origen se trasladaron a la Argentina a partir de 1877 (amparadas por la ley de colonización e inmigración dictada por el presidente Nicolás Avellaneda), y trasplantaron a nuestro país las características de sus aldeas y viviendas en Rusia.
Las primeras aldeas bonaerenses de los alemanes del Volga se construyeron en el partido de Olavarría. Ellas son Hinojo (1878), Nievas (1879) y San Miguel (1881). La colonización se extendió después a otros partidos: en Coronel Suárez están las aldeas de Santa Trinidad (1886), San José (1887) y Santa María (1887), en Puán la de Santa Rosa (1902) y en Adolfo Alsina la de San Miguel Arcángel (1903).

LA INVESTIGACION PLATENSE

La arquitecta y magíster en integración latinoamericana Cristina Vitalone, investigadora de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC), dirigió un estudio de los bienes y valores urbanos y arquitectónicos que permanecen en las aldeas bonaerenses fundadas por los “Alemanes del Volga”.
Estos poblados aún mantienen rasgos de un trazado urbano diferente del modelo de manzanas en cuadrícula con una plaza central, o de urbanizaciones en torno de estaciones de ferrocarril, tan característicos de los pequeños pueblos bonaerenses.
El estudio fue realizado por el Laboratorio de Entrenamiento Multidisciplinario para la Investigación Tecnológica (LEMIT), por iniciativa del Centro Argentino Cultural Wolgadeutsche (descendientes de Alemanes del Volga). “Sus antepasados dividieron el territorio que les asignaron en parcelas alineadas, una junto a otra, a lo largo de una ancha calle principal”, explica Vitalone. “Ellos levantaron su iglesia y cerca de ella la escuela, los dos edificios más significativos de la comunidad. No proyectaron una plaza central principal, pero en torno a cada iglesia se dejó un amplio espacio abierto, que se constituyó en sitio de reunión de los pobladores”.
“Las viviendas, en su mayoría de ladrillos, son originariamente bloques rectangulares, paralelos a la calle. Están cubiertas por un techo de chapa a dos aguas y debajo de él hay un entretecho para almacenamiento, ventilado por pequeñas aberturas en cada uno de los muros laterales. Las casas son muy similares entre sí, aunque difieren en detalles como el trabajo artesanal de las aberturas de puertas y ventanas. Algunas ventanas tienen forma de ojivas al estilo ruso”, describe la investigadora.
Al edificio inicial se iban agregando habitaciones perpendiculares a uno de los extremos. Esto da a la casa una forma de “L”, que enmarca dos lados de un patio interior. Las habitaciones que dan al patio tienen galerías techadas, con bordes decorados con festones de chapa o de madera tallada. Otra característica es que estas casas no tienen puertas que den a la calle, y sólo se accede a ellas desde el patio interior. Más atrás se levantaban construcciones auxiliares, que incluían la letrina, galpones y establos. Al fondo se extendía el huerto, donde se cultivaban vegetales y árboles frutales.

CONSERVANDO EL PATRIMONIO EDILICIO

Los investigadores locales realizaron un relevamiento urbanístico y arquitectónico en ocho aldeas volguenses de la Provincia y un registro fotográfico de las viviendas típicas sobrevivientes. También colaboraron con descendientes de los inmigrantes para elaborar un “cuestionario de valoración” de cada poblado y las “hojas de vida” de las viviendas. Así recogieron sus memorias y reconstruyeron las historias de las casas: fechas de construcción, materiales empleados, quiénes las hicieron, familias que las habitaron, sus usos originales y actuales y qué modificaciones tuvieron a lo largo de los años.
Este ejercicio ayudó a reconstruir los lazos entre las comunidades y su legado arquitectónico y surgieron diversas iniciativas para ayudar a conservar el patrimonio original de los poblados. En una primera etapa el LEMIT ha relevado los deterioros que presentan las iglesias de Nievas y de San José y algunas casas volguenses. También hay proyectos para promover el turismo a las aldeas. Estos incluyen la restauración de antiguas viviendas y la puesta en marcha de microemprendimientos basados en la gastronomía típica y en productos tradicionales de los inmigrantes Alemanes del Volga.

Por  Dra Irene Maier (CIC)

domingo, 12 de julio de 2015

Rubin y su Conjunto - Simplemente Amigos

Album: Simplemente Amigos
Bitrate: 128
Tamaño del archivo: 44.7 Mb
Caratulas: -
Año: -


01- Simplemente amigos.
02- Compare Michele.
03- El gaucho Pachangero.
04- Corrido popular.
05- El pasito Tiroles.
06- Polca Maravilla.
07- La negra Juana.
08- Polca para ti
09- La miradita.
10- Tu malvon.
11- Mantelito blanco.
12- Sacando miel sin careta.
13- Me dejaste de querer.
14- Norma mia.
15- Como ese marinero.
Descargar

Agradecimiento Especial a Ruben Abel Eichhorn de General Ramirez  por compartir este material.

Quien quiera aportas las tapas de este material sera bien bienvenida y el año de edicion de este material

miércoles, 8 de julio de 2015

La cocina a leña de mi hogar (cuando era un niño)

La cocina a leña de mi hogar materno tenía aromas de todos los sabores y colores, palpitaba sobre su corazón de bosta de vaca a modo de leña produciendo llamas, el freír de Kreppel, y comidas tales como Kleis, Wickelnudel, Maultasche y Varenick, entras otras muchas variedades, mientras que en su interior, en el horno de hierro, se horneaban el Füllsen, los Dünne Kuchen… y otras recetas culinarias que mamá heredó de la abuela y esta de la suya y así de generación en generación, iniciando la secuencia histórica en Alemania, continuándola a orillas del Río Volga, hasta llegar a la Argentina.
La cocina a leña de mi hogar materno me abrigó el alma en mis primeros juegos infantiles, jugando a los caballitos y vaquitas con los Koser, cerca de su calor, de su espíritu alimentado con Blatter (bosta) que mamá y papá juntaban en el campo y ponían a secar durante el verano. También me acompañó en las noches de invierno en que mamá me enseñaba las primeras letras que nos daban como tarea las maestras: todavía parece que la oigo leer “mi mamá me ama”, una de las clásicas lecturas de primer grado que todos aprendimos al iniciar la escuela primaria.


La cocina a leña de mi hogar materno me acompañó en mis sueños de adolescente, enfrascado a duelo con los problemas de matemáticas, en las dudas lingüísticas del inglés, y la constante rebeldía de las hojas de doce columnas de contabilidad. También, junto a ella, y a solas, lloré las primeras lágrimas de amor, acongojado y triste porque la niña que amaba parecía no querer darse cuenta de que me moría de amor por ella, un amor platónico que se apagó con los años, como el fuego de la cocina.
La cocina a leña de mi hogar materno un día desapareció bajo las sacrílegas manos del progreso, que la cambió por una cocina a gas moderna, reluciente y más práctica. “Es más limpia, no genera ceniza; ni ensucia las paredes con hollín...”, justificaron las mujeres y aceptaron los hombres. Y un día la cocina “desapareció”. Y con ella un conjunto enorme de mis recuerdos personales, que nunca volveré a vivir, ni a recordar mirando con nostalgia la antigua cocina a leña de mi hogar materno, que fue vendida y, seguramente, está tirada vaya a saber en qué rincón de alguna chacarita donde se tiran los trastos viejos que no le sirven a nadie.

Material Periódico Cultural que rescata y revaloriza la historia y la cultura de los descendientes de alemanes del Volga del escritor Julio César Melchior

domingo, 5 de julio de 2015

Os 3 Xirus - Hospitalidade '1982'

Album: Hospitalidade.
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 28.2 Mb.
Caratulas: Frontral y Trasera.
Año: 1982.
Sonido: Excelente.
01- Roubaram Meu frischtick.
02- Casa modesta.
03- Cancion Feliz
04- Vou Sorrir.
05- Rio Grande de Todos los Tiempos.
06- La trivilina.
07- O Furo e mais embaixo.
08- Hospitalidade.
09- Campeiro Feliz.
10- Sou igual um passarinho.
11- Quero dancar contigo.
12- Velho Rio Grande.
Descargar

miércoles, 1 de julio de 2015

Recuerdo de las calles de tierra de los pueblos alemanes

Calles de tierra. Polvo en suspensión disgregando el ayer en la nada. Un sol de atardecer agonizando en el horizonte, adormeciendo las últimas horas del día que se marchan para no regresar jamás. Un silencio sombrío desgarrando la nostalgia del alma de quien mira hacia un tiempo y un espacio que ya es historia; y el llanto secreto del que comprende que el pueblo es otro, que son otras las personas que lo habitan y que nada es igual. A pesar de conservar la misma esencia, el mismo sol, el mismo aroma y el mismo sueño, nada es igual. El progreso estampó su sello: derribó lugares que en una época fueron sagrados para la memoria y erigió emblemas modernos en sitios donde otrora los abuelos tenían su santuario de intimidad: la casa de un amigo; un bar; un salón; una canchita de fútbol...


Calles de tierra... si hasta ellas desaparecieron bajo el asfalto, llevándose consigo el recuerdo del trajinar de los carros lechero, carnicero, verdulero, panadero; la congoja de un cortejo fúnebre; la alegría de una boda, con escopetazos y acordes de acordeón... y el llanto, siempre el llanto; en la felicidad y la tristeza; en la dicha y el dolor.  Un pueblo siempre distinto a otras comunidades de inmigrantes, siempre diferente. Siempre conservando su identidad.

Material Periódico Cultural que rescata y revaloriza la historia y la cultura de los descendientes de alemanes del Volga del escritor Julio César Melchior

domingo, 28 de junio de 2015

Elda y su conjunto - Mis primeros Pasos '2004'

Se trata de una agrupacion en su mayoria miembros de una misma familia , liderada por Jorge Schell en piano bajo y 2da voz , acompañado por su padre Reinaldo Schell en acordeon a piano , Johann Gelroth en percucion y caja ritmica y por ultimo quien con su personalidad y voz marca un estilo la Srta Elda Schell. Grabar nuestro Primer material discográfico al cual titulamos: “Mis Primeros Pasos”, que en ese momento éramos 5 los integrantes: Se sumaron: Gloria Schell (voz) y Emmanuel Jung (batería).
Album: Mis primeros Pasos.
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 55.2 Mb.
Caratulas: Frontral y Trasera.
Año: 2004.
Sonido: Excelente.
01- A mi madre.
02- Am Golf zy Biscaya.
03- Caballo bayo.
04- Juan Payé.
05- Cielito Lindo.
06- Mate cocido.
07- Antonio Gil.
08- Amor de Pobre.
09- La Paisana.
10- Cuando fuera Domingo.
11- Ahi van camino hacia el altar.
12- Corazon Viajero.
13- Cuando te vi.
14- Cuyano y Cordobes.
15- El beso aquel.
16- Nadie es perfecto.
17- Enganchados de Polcas.
18- El sucu sucu.
19- Cuando te vi.
Descargar

Agradecimiento Especial a Ruben Abel Eichhorn de General Ramirez  por compartir este material.

miércoles, 24 de junio de 2015

Colonia Madre: Colonia Hinojo

 Hinojo, situada en el centro de la provincia de Buenos Aires, es la colonia madre de los inmigrantes de habla alemana en la Argentina. El viaje lo realizaron en tren hasta Azul (punta riel, en 1878).los restantes 35 km, en carros. La fecha fundacional es el 5 de enero de 1878. Fueron provistos de tierras y semillas, a condición de pagarlas más tarde. Desplegaron una actividad tan intensa en sus labores que ya al año siguiente fueron despachados por el gobierno los primeros títulos de propiedad. En poco tiempo alcanzaron un relativo bienestar, pudiendo edificar su iglesia y escuela parroquial. Cuando las familias fundadoras llegaron a Hinojo se encontraron con casillas ya instaladas. Por suerte era verano. El gobierno les cedió para roturar las tierras tres caballos y un arado. Ya estaba efectuada la división de las chacras. Recibían un número de chacras de acuerdo a la cantidad de hijos varones. Se abocaron de inmediato a construir sus propias casas en reemplazo de las casillas. El pequeño grupo de ocho familias que fundaron a Hinojo, mantuvieron asidua correspondencia con paisanos del Brasil y Rusia, para invitarlos a trasladarse a la Argentina. De ello nació una corriente inmigratoria, que primero fundó la colonia Nievas en 1879 en las cercanías de Hinojo y tres años más tarde la colonia San Miguel, también a pocos km de la de Hinojo. El primer sacerdote que atendió la vida espiritual fue el jesuita padre Auweiler. Luego el arzobispo de Buenos Aires nombró cura párroco al sacerdote Luis Servett, que residía en Colonia Hinojo y visitaba periódicamente las Colonias San Miguel y Nievas. Al fallecer el padre Servett, los sacerdotes del Verbo Divino se hicieron cargo de la dirección religiosa, que hoy siguen ejerciendo.


De estas tres aldeas salieron contingentes para fundar más al sur las tres colonias de Coronel Suárez y de ahí continuaron fundando colonias en la Pampa..
 Dicen Popp y Dennig: “dejamos abierto un camino, nos contentamos de ir acumulando con trabajo duro y sin desmayos una obra positiva en bien del país. Por experiencia sabemos que la Patria somos nosotros mismo, todos los argentinos...y que sólo se realiza cuando todos ponemos el hombro día a día.
    “venciste en la titánica pelea,
     la tierra te entregó doradas mieses
     y el cielo te inundó con sus delicias
     sobre el sudado par de tus arneses.

      Pobre de bienes, de esperanzas rico
      Llegaste como humilde peregrino
      Repletas de ilusiones las alforjas
      Las duras manos, cuna de un destino (extraído de “Hombres rubios en el surco”).

domingo, 21 de junio de 2015

Los Inmigrantes - El Regreso '2012'

El Regreso se denomina el  material discografia numero 8 de este agrupacion de Crespo que despues de varios años ausentes en los escenarios regresan con un nuevo material liderado por Lucho Puntin con varios invitados en este material.
Album: El Regreso.
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 55.8 Mb.
Caratulas: Frontral y Trasera.
Año: 2012.
Sonido: Excelente.
01- Die Marie und die Creed - Fiesta tirolesa.
02- Lejana Suiza.
03- Barrilito de cerveza.
04- Funiculí, Funiculá.
05- Don Lorenzo - Juancito.
06- Am golf von Vizcaya.
07- Manojitos de claveles.
08- La gaita de Marilú.
09- La mal peinada - Sobredosis de chamamé.
10- Mantelito blanco.
11- Rayito de sol entrerriano.
12- Catalina.
13- La de vestido rojo - Alegres campesinos.
14- Morenita linda.
15- Paseo montañés.
16- El taca taca del motor.
Descargar

miércoles, 17 de junio de 2015

La herencia de los alemanes del Volga

Un estudio relevó el patrimonio arquitectónico que se conserva en las aldeas de los ‘Alemanes del Volga’ (familias que emigraron a nuestro país a partir de 1877) en diversas localidades de la provincia de Buenos Aires. Se pudo reconstruir la historia de sus modificaciones.


TEXTOS. DRA. IRENE MAIER, DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DE LA COMISIÓN DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES (CIC).
“No todos los pueblos de la provincia de Buenos Aires están construidos con el modelo de manzanas en cuadrículas con una plaza central, o edificadas en torno de estaciones de ferrocarril. En el partido de Olavarría hay varios que tienen un trazado lineal, paralelo a una avenida central”.
Este comentario de un asistente a la conferencia sobre Urbanismo que dictaba la arquitecta y magíster Cristina Vitalone despertó su interés y la llevó a estudiar el patrimonio arquitectónico que se conserva en las aldeas de los ‘Alemanes del Volga’.
Sus fundadores eran descendientes de alemanes que emigraron a Rusia en la década de 1760, convocados por la zarina Catalina II, para colonizar tierras cercanas al río Volga. Muchas familias de este origen se trasladaron a la Argentina a partir de 1877 (amparadas por la Ley de Colonización e Inmigración dictada por el presidente Nicolás Avellaneda), y transplantaron a nuestro país las características de sus aldeas y viviendas en Rusia.

VIVIENDAS TRADICIONALES

La arquitecta Vitalone, que es investigadora de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC), dirigió el estudio sobre el patrimonio urbano y arquitectónico y las tradiciones conservados en los pueblos fundados por los alemanes del Volga en los partidos bonaerenses de Olavarría, Coronel Suárez, Puán y Adolfo Alsina.
“Ellos siguieron las tácticas de construcción defensiva de sus aldeas rusas”, explica Vitalone. “Dividieron las tierras que les asignaron en parcelas alineadas, una junto a otra, a lo largo de una ancha calle principal. Levantaron su iglesia y, cerca de ella, la escuela, los dos edificios más significativos de la comunidad. No proyectaron una plaza central principal, pero en torno a cada iglesia se dejó un amplio espacio abierto, que fue un sitio de reunión de los pobladores”.
“Las viviendas, en su mayoría de ladrillos, son originariamente bloques rectangulares, paralelos a la calle. Están cubiertas por un techo de chapa a dos aguas y debajo de él- hay un entretecho para almacenamiento, ventilado por pequeñas aberturas en cada uno de los muros laterales. Las casas son muy similares entre sí, aunque difieren en detalles como el trabajo artesanal de las aberturas de puertas y ventanas. Algunas ventanas tienen forma de ojivas al estilo ruso”, describe la investigadora.
Al edificio inicial se iban agregando habitaciones perpendiculares a uno de los extremos. Esto da a la casa una forma de ‘L’, que enmarca dos lados de un patio interior. Las habitaciones que dan al patio tienen galerías techadas, con bordes decorados con festones de chapa o de madera tallada.
Otra característica es que estas casas no tienen puertas que den a la calle pero sí al patio interior, al que se accede desde un portón en un lateral del frente del terreno. Cruzando el patio se levantaban construcciones auxiliares, que incluían la letrina, galpones y establos. Al fondo se extendía el huerto, donde se cultivaban vegetales y árboles frutales.

CONSERVACION DEL PATRIMONIO

La investigación en las aldeas volguenses fue realizada por el Laboratorio de Entrenamiento Multidisciplinario para la Investigación Tecnológica (LEMIT), perteneciente a la CIC. Incluyó un relevamiento urbanístico y arquitectónico en ocho poblaciones y un registro fotográfico de las viviendas típicas sobrevivientes.
También se colaboró con descendientes de los inmigrantes para elaborar un “cuestionario de valoración” de cada poblado y las “hojas de vida” de las viviendas. Así, se recogieron sus memorias y reconstruyeron las historias de las casas: fechas de construcción, materiales empleados, quiénes las hicieron, familias que las habitaron, sus usos originales y actuales y qué modificaciones tuvieron a lo largo de los años.
Este ejercicio ayudó a fortalecer los lazos entre las comunidades y su legado arquitectónico y surgieron diversas iniciativas para ayudar a conservar el patrimonio original. En una primera etapa, el LEMIT ha relevado los deterioros que presentan las iglesias de Nievas y de San José y algunas casas volguenses. También hay proyectos para promover el turismo a las aldeas. Éstos incluyen la restauración de antiguas viviendas y la puesta en marcha de microemprendimientos basados en la gastronomía típica y en productos tradicionales de los inmigrantes Alemanes del Volga.


Quiénes eran
En junio de 1762, Catalina II ‘La Grande’ (nacida en Alemania) tomó posesión del trono de Rusia. Poco después comenzó a convocar a extranjeros, en particular a los alemanes, para que colonizaran las desiertas tierras cercanas al río Volga.
Para incentivar la inmigración les otorgó una serie de privilegios, entre ellos la conservación de su religión y de su idioma, la exención del servicio militar, una organización escolar propia y la administración de sus aldeas según sus estatutos.
Muchos germanos emigraron a Rusia y se instalaron en la zona del Bajo Río Volga, conservando sus tradiciones familiares. Sin embargo, se les impedía salir de su territorio y a muy pocos se les dejó ejercer la profesión que habían estudiado. Los inmigrantes se dedicaron intensamente a las actividades del campo y las realizaron eficientemente.
Alrededor de un siglo después sus descendientes fueron perdiendo los privilegios concedidos y en la década de 1870 comenzaron a emigrar hacia América buscando mejores condiciones de vida. Uno de sus destinos fue Argentina, donde se establecieron principalmente en las provincias de Buenos Aires y de Entre Ríos.

domingo, 14 de junio de 2015

Grupo Tentacion - Siempre Con Alegria '2010'

Es el tercer volumen de este grupo de Parana, Entre Rios. Con diferentes estilos, temas tradicionales, cumbia, chamame y polcas y valses tradicionales.
Album: Siempre Con Alegria.
Bitrate: 128.
Tamaño del archivo: 41.2 Mb.
Caratulas: -.
Año: 2010.
Sonido: Excelente.

01- Capitan Bogui.
02- Deja que te quiera.
03- Colonia la Llave.
04- Don Arturo.
05- Kilometro 11.
06- Tu carcel.
07- Y nos dieron las diez..
08- Marcha del inmigrante.
09- La chancha se va pal mai.
10- Te llevo en mi pecho.
11- El cepillo.
12- Rogelio
13- Laura (version Alemana.)
14- El hijo de cuca.
Descargar 

Agradecimiento Especial a Ruben Abel Eichhorn de General Ramirez  por compartir este material.

Quien quiera aportas las tapas de este material sera bien bienvenida

miércoles, 10 de junio de 2015

Las tradiciones orales en los Alemanes del Volga

Se ha dicho no pocas veces que los inmigrantes educaban a sus hijos con ejemplos y ‘frases hechas’ que iban grabando en la mente y corazón de sus hijos.


Llegada de los Alemanes del Volga a la Argentina

Esta colectividad tiene como característica peculiar haber sido una especie de familia ambulante. Este hecho hizo que no haya desarrollado o mantenido algunas características culturales típicas de los germanos, como la vestimenta, los carruajes, las decoraciones arquitectónicas, entre otras.
A su vez esto está relacionado justificadamente con ese no encontrar un lugar definitivo de radicación y haber tenido que adaptar sus formas y proyectos de vida al ambiente natural donde se establecían. Pero este inconveniente en un aspecto de la cultura favoreció otro: la tradición oral.
Este grupo de alemanes ha desarrollado una espectacular tradición oral que sí pudieron transportar de un lugar a otro, y que está compuesta por un sinfín de canciones, historias, leyendas refranes populares, recetas de cocina, cuentos, adivinanzas, poesías, etc.
Muchos de estos están muy arraigados a la fe y religiosidad, que se conservaron perfectamente en alemán y sus variedades dialectales, y que hoy aún viven en las aldeas o colonias de nuestro país.
Pero precisamente, el haber sido “tradición oral”, también juega con su contraposición de ser esencialmente oral y de que no hayan quedado prácticamente documentos escritos; esto forzó una disipación cuando a través del tiempo se modificaron las situaciones económicas, ideológicas, culturales o religiosas.
Señalamos como ejemplo el paso de la aldea a la ciudad, la migración de los jóvenes, nuevas ideologías en torno a la concepción de familia, la religión, el matrimonio con personas de otra raza.
Esto se explica como que a partir de todos estos aspectos, la tradición oral comienza a decaer de una generación a la otra: ya no es tan fácil transmitir los valores que estuvieron presentes por tanto tiempo en la familia o la comunidad. Fue precisamente en la familia o en la comunidad donde se mantuvieron vivos. Esto se debe a que no aprendieron a cantar de libros, sino que lo hicieron en un grupo familiar, memorizaron los dichos y refranes porque los escucharon de otros y los repitieron. No estudiaron las teorías de las recetas, sino que las aprendían porque desde pequeños ayudaban en las tareas de la casa. Toda esa cultura, que desde hace unas décadas viene en decaimiento, que incluso amenaza con desaparecer, está cargada de un valor ineludible que les permitió vivir, sobrevivir e idear su identidad durante varios siglos.
Inclusive muchos de estos elementos culturales aún existen en Alemania (canciones, refranes, etc.). Estos han servido para la educación, como consejos hacia los más jóvenes, para expresar valores éticos, opiniones, costumbres, sentimientos.
Es muy común encontrar por ejemplo refranes para cada etapa de la vida, y estos a su vez están constituidos por pocas palabras que si son traducidas al castellano muchas veces carecen del sentido original que tienen en alemán o sus dialectos.
Tal vez por esto, hoy muchos jóvenes que ya no entienden el dialecto de sus mayores perdieron todo tipo de interés o valor por conservar o rescatar este tipo de elementos culturales que mantuvieron la identidad de un pueblo. Los que tuvimos la posibilidad de conocer a nuestros abuelos, pasar horas con ellos, y seguramente vivir los mejores momentos de nuestra infancia a su lado, probablemente nos resultarán conocidos aquellos dichos como: werd mer so alt wie eine kuh un lernt immer was dazu (Uno llega a ser tan viejo como una vaca, y siempre llega a aprender algo más); wann mer alles wisst, werd mer bald Reich oder ein Narr (Si uno supiera todo, pronto sería muy rico o loco); Wer am letzte lacht, lacht am schönste (El que ríe último, ríe mejor); Di Nase ziert den mann, der Arsch ziert die Frau (La nariz embellece al hombre, la cola embellece a la mujer); Den Mann und der Hund hinaus, Die katz un di Frau ins Haus (El hombre y el perro fuera de la casa, la mujer y el gato adentro); jeder Topfchen fin sein deckelchen (Toda olla encuentra su tapa); Kleinen Kinder, kleinen Kreuzer, grossen Kinder, grossen Kreuzer (Hijos pequeños, cruces pequeñas, hijos grandes, cruces grandes); Wart von deinen Kinder, dass du für deinen Elder gemacht hast (Espera de tus hijos lo que hayas hecho por tus padres); Comen wir hüber den Hund, comen wir hüber den Schwans (Si logramos cruzar el perro, también lograremos cruzar la cola); So mir, so dir; so der Löffel, so der Stiel (Así a mí, así a ti; así la cuchara, así su mango); Der Apfel fällt nicht weit von Stamm (El fruto no cae lejos del árbol).
Estos son algunos ejemplos de la gran cantidad de refranes que podemos coleccionar. Pero antes y sin lugar a duda es nuestro deber intentar rescatar, revalorizar y conservar el patrimonio folclórico oral que nos han dejado nuestros abuelos, de gran valor cultural, puesto que esto nos permitirá seguir reconstruyendo el tiempo que tenemos por delante, sin caer en el absurdo desconocimiento de que sea reemplazado, o lo que es peor, olvidado.
Recordemos aquellas palabras de los mayores: Schlag den alten Hund nicht tot ob der Junge nicht Kauze hat gekonnt (No mates al perro viejo hasta que el nuevo no aprenda a ladrar).
¡Cuán efectivas deberían ser para nosotros hoy esas palabras…!

Cintia Wendler (Revista “Raíces Alemanas”, Febrero de 2012)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...